Enciclopedia de Mujeres "Oliva Sabuco"

Manuela Manzanares de Cirre

Manuela Manzanares de Cirre

Arabista y profesora universitaria [Torre de Juan Abad, 1910-Michigan, 2004]
Una de las grandes arabistas de nuestro país. Fue discípula de Asín Palacios en la Universidad de Madrid, donde comenzó el doctorado y participó en el crucero universitario por el Mediterráneo de 1933. Ya en Míchigan en su exilio a causa de la Guerra Civil terminaría su tesis. Su gran obra fue el  libro Arabistas españoles del siglo XIX, publicado por el Instituto Hispano-Árabe de Cultura en 1972, reimpreso en 1979 y traducido al árabe por el profesor Gamal Abdel Rahman de la Universidad de Al-Azhar (El Cairo).
*Retrato Archivo Fotográfico Colección Familiar
 
 

María Isbert

María Isbert

María Vicenta Ysbert Soriano, “Maruja Isbert” Actriz. Medalla de Oro de Castilla-La Mancha [Madrid, 1917-Villarobledo, 2011] Vinculada a Tarazona de la Mancha de donde era su madre y también procedía su familia paterna, fue enterrada allí en el panteón familiar. Hija y madre de actores, se convirtió en una de las actrices más prestigiosas de la escena española a lo largo del siglo XX con más de 250 títulos a sus espaldas a través del cine, el teatro y la televisión, especializándose en papeles cómicos. Entre los múltiples reconocimientos que recogió en vida cabe destacar su incorporación como académica de honor a la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas.
* Retrato fotográfico recogido en el portal web de la Real Academia de Historia de España
 

María Pacheco y Mendoza

María Pacheco y Mendoza

Noble y comunera castellana  [Granada, 1497-Oporto, 1531]
Hija de Iñigo López de Mendoza, adoptó su apellido materno para diferenciarse de sus dos de sus hermanas del mismo nombre. Fue una mujer culta, educada en la pequeña corte creada en Granada por su padre, adquiriendo conocimientos de griego, latín, matemáticas, letras e historia. Al casarse con el toledano Juan de Padilla se fue a vivir a Toledo. Apoyó el levantamiento de las Comunidades de Castilla frente a Carlos I y tras las ejecuciones de Villalar se puso al frente de la resistencia militar toledana. Fue condenada a muerte en ausencia durante su exilio en Portugal.
*Escultura de Alberto Sánchez “María de Padilla” propiedad del IVAM
 

Mencía de Mendoza

Mencía de Mendoza

Noble, diplomática, humanista y mecenas  [Jadraque, 1508-Valencia, 1554]
Marquesa del Cenete, vivió durante años en Breda rodeada de una corte de artistas e intelectuales. En ella, acogió al humanista Luis Vives quien le enseñó literatura, latín y griego. Fue amante de la arquitectura y el arte financiando muchas obras y acopiando una importante colección. En cuanto a su función política, su labor fue esencial en las relaciones culturales entre Flandes y España con Carlos V. Adelantada a su tiempo e independiente, siempre abogó por la transformación social a través de la educación.
*Retrato realizado por Simon Bening en 1531, propiedad del Staatliche Museen en Berlín
 
 

Oliva Sabuco

Oliva Sabuco

Conocida como Oliva Sabuco de Barrera esta importante filósofa del Renacimiento, nace en 1562 en Alcaraz (Albacete) y muere en 1620.
Se la conoce por su obra “Nueva Filosofía de la Naturaleza del Hombre, no conocida ni alcanzada por los grandes Filósofos antiguos, la cual mejora la Vida y la Salud  humana”, obra de carácter científico de valor excepcional  publicada en primera edición en 1587. Esta obra tuvo un gran éxito en su época, tal y como muestran las diversas ediciones que se hicieron (la última es del año 2006), aunque fue recogida la segunda y expurgada la cuarta por la Inquisición.
La finalidad de su obra era reformar la enseñanza de la medicina y la filosofía, puesto que las consideraba erróneas. Una de sus aportaciones más importantes fue  el tratamiento que propuso para la peste, sobre todo en base a su contagio y prevención, ya que determinó que el contagio se producía a través del aire (lo contrario a lo que se pensaba, ya que la práctica habitual era aislar a las personas enfermas); y por otro lado su descripción de la circulación de la sangre es especialmente brillante.
Tanto la obra como la autora recibieron en su época grandes elogios, tanto por su contenido científico como por el filosófico e incluso literario. A día de hoy es considerada una de las plumas más brillantes del Siglo de Oro Español y entre sus admiradores destacamos a su contemporáneo Lope de Vega, quien la llamó Musa Décima.
Al igual que otras eruditas de la época Oliva asumió un protagonismo en la esfera pública y sobre todo  en el restringido y masculinizado ámbito científico, un espacio que les era negado a las mujeres.
Tal y como ha pasado con otras ilustres mujeres, esta brillante filósofa ha sido ignorada por la historia sólo por el hecho de ser mujer, lastre que ha provocado que no se hayan reconocido sus innumerables méritos.
 

Páginas