Enciclopedia de Mujeres "Oliva Sabuco"

Crescencia Alcañiz Maestro

Crescencia Alcañiz Maestro

Cantina escolar cuya creación fue impulsada por la Asociación de Caridad Escolar, de la que fue fundadora y secretaria Crescencia Alcañiz
Pozaldez, 1868 – Madrid, 1906. Maestra, pedagoga, reformista social y defensora de la educación femenina.
Aunque nacida en una pequeña localidad vallisoletana, pasó su juventud en Guadalajara donde estudió en la Escuela Normal de Maestras y participó activamente en la vida cultural de la ciudad impartiendo conferencias en el Ateneo caracense.
Estuvo en contacto con las corrientes pedagógicas renovadoras de su tiempo, escribió artículos en revistas como La Escuela Moderna y participó en el Congreso Pedagógico hispano-portugués-americano celebrado en 1892, junto a escritoras de renombre como Emilia Pardo Bazán y Concepción Arenal. En ese Congreso pronunció una ponencia titulada “Aptitud de la mujer para la enseñanza. Esferas a las que debe extenderse” en la que defendió con pasión la necesidad de mejorar la educación femenina y de ampliar tanto los estudios a los que podían acceder, como la oportunidad para que ejercieran todo tipo de profesiones.
Instalada en Madrid tras obtener el número uno en las oposiciones, intervino como conferenciante en las reuniones de la Asociación de Amigos de la Enseñanza en el Ateneo, proponiendo la creación de escuelas para niños y niñas con discapacidad, de clases para personas adultas y de escuelas en las fábricas. También fue una de las fundadoras de la Asociación de la Caridad Escolar que impulsó la apertura de cantinas escolares.
En 1901 Concepción Gimeno Flaquer la incluyó en el artículo “Pedagogas Españolas” publicado en El Álbum Iberoamericano y estudios posteriores la sitúan en los círculos de maestras pioneras en defender el sufragio femenino.
 
*Autoría: Francisco Arriero Ranz. Teoría e Historia de la Educación, Dto. Ciencias de la Educación de la Universidad de Alcalá.

Delia Hidalgo Chapado

Delia Hidalgo Chapado

 
Pionera de la Farmacia. Boticaria y maestra.
[RielPionera de la Farmacia. Boticaria y maestra.
 
[Riello, 1900 - Torrenueva, 1985]
Nacida en una familia con extensa tradición sanitaria. Estudió primero Magisterio en León y posteriormente Farmacia en la Universidad Central de Madrid, convirtiéndose en la primera boticaria de León. Al casarse se trasladó a Torrenueva y regentó la farmacia de sus suegros. Nunca dejó de formarse y se convirtió en una autoridad sanitaria de la comarca, luchando contra el tifus, vigilando las aguas estancadas del municipio. Muy apreciada en su pueblo, puso a disposición del mismo su título de maestra para que no cerraran la escuela por falta de la misma, compatibilizando farmacia y escuela.
 
* Retrato extraído del artículo del Diario de León dedicado a su figura.

Elisa Arsenal Collados

Elisa Arsenal Collados

Confitera e industrial.
[Hellín, 1845-¿?]
 
Fue dueña del establecimiento de dulces “Confitería La Esperanza” junto a su marido, existente ya desde el año 1850 y que años después desde 1913 llevaría el nombre de “La Elisa” en su honor, al igual que los conocidos caramelos (cilíndricos y los del “Congreso”) cuya fama superó nuestra geografía nacional y que aún hoy siguen fabricándose en esta industria familiar. La calidad de estos dulces era tal que la fábrica recibió en 1905 el otorgamiento por parte de la Casa Real como proveedor oficial.
 
* Retrato del hellinero Alejandro Ibánez realizado en 1898.
 
 

Elisa Cendrero y de Arias del Castillo y Fernández de Sierra.

Elisa Cendrero y de Arias del Castillo y Fernández de Sierra.

Mecenas y filántropa.
[Ciudad Real, 1898 - 1977]
 
Nacida en el seno de una rica familia burguesa ligada al Campo de Calatrava era una mujer muy culta, siempre interesada en el conocimiento de la historia de su ciudad y provincia. Fruto de esta pasión atesoró una gran cantidad de libros y objetos de arte. Además dedicó grandes empeños a labores de filantropía, por la cuales fue reconocida como presidente honoraria de la Cruz Roja y el “Cervantes de Oro” por su labor cultural a título póstumo. Antes de morir manifestó a sus hijas y nieta la intención de donar su casa familiar y su patrimonio al Ayuntamiento con la intención de crear un museo municipal, que hoy lleva su nombre.
 
 
 
 

Elvira Moragas Cantarero

Elvira Moragas Cantarero

Lillo (Toledo), 1881 - Madrid, 1936. Colegiada 42
Primera mujer colegiada en el Colegio de Farmacéuticos de Madrid en el año 1918.
Descendiente de una dinastía de boticarios de origen burgalés, Elvira se inclinó por los estudios de Farmacia guiada por su padre, el farmacéutico Ricardo Moragas Ucelay.
Fue una de las primeras mujeres admitidas como alumna en la Universidad de Madrid. Sus estudios en la Facultad de Farmacia (1899-1904) le convirtieron en la décima titulada en Farmacia en el año 1905, y la quinta por la Universidad de Madrid.
A la muerte de su padre, se ocupó de la regencia de la farmacia familiar de la calle San Bernardo 11 y, tras el fallecimiento de su madre en 1911, se hizo con la propiedad. Permaneció al frente del establecimiento hasta que su hermano, Ricardo Moragas, finalizó sus estudios y la relevó. Colaboró desde 1911 como farmacéutica municipal, encargada del despacho de medicamentos.
Militó en Acción Católica a través de la parroquia de San Marcos.
Con 34 años (1915) ingresó en el Convento de Carmelitas descalzas de Santa Ana y San Juan, y desde allí siguió dirigiendo la oficina de farmacia hasta 1916. Cambió su nombre por el de María del Sagrario de San Luis Gonzaga, y desempeñó en varias ocasiones el cargo de priora de la comunidad.
Durante los primeros días de la Guerra Civil tuvo que abandonar el Convento. Fue detenida y trasladada a la checa de Marqués del Riscal, en agosto de 1936. Esa misma noche fue fusilada en la Pradera de San Isidro. Ha sido beatificada por Juan Pablo II el 10 de mayo de 1998.
 
 
 
 
 

Páginas