Enciclopedia de Mujeres "Oliva Sabuco"

ISABEL TORRES SALAS

ISABEL TORRES SALAS

 
Cuenca, 1905-Granada, 1998
 
Isabel Torres Salas nació en 1905 y se licenció en Farmacia por la Universidad Central de Madrid en 1928. Un año después se incorporó a la Casa de Salud de Valdecilla, donde se convirtió en la primera mujer en plantilla del centro.
Torres Salas formó parte de una generación de científicos que tomó Europa como modelo y vio sus expectativas frustradas por la Guerra Civil. Estudió en la Residencia de Señoritas siguiendo el programa de la Institución Libre de Enseñanza y de la Junta para la Ampliación de Estudios, un proyecto que pretendía formar -por primera vez, en un marco igualitario- a una élite intelectual capaz de situar a España en el primer nivel científico y cultural de la época.
En 1928 se licenció en Farmacia en la Universidad Central de Madrid y un año después se instaló en Santander para formar parte del proyecto de Valdecilla. Era la única mujer en una promoción de setenta médicos y alumnos de posgrado, lo que le impidió obtener el título de alumna interna, que requería dormir en el hospital, y le proporcionó en cambio el de médico externo de guardia. Se incorporó al departamento de Química, donde se le asignaron funciones de investigación aplicada. Su tarea consistía en analizar el valor nutricional de la comida del hospital para asignar a cada paciente una dieta personalizada según sus necesidades.
En Valdecilla, Torres Salas desarrolló el Esquema Dietético Puyal-Torres, un sistema pionero en la época que clasificaba los alimentos por su contenido en hidratos de carbono, grasas y proteínas.
Aunque Torres Salas nunca ocultó su interés por la investigación básica se dedicó con profesionalidad al encargo recibido. Quienes la conocieron destacaron siempre su enorme capacidad de trabajo, su inteligencia y su precisión. Todo ello lo aplicó en Valdecilla para desarrollar el Esquema Dietético Puyal-Torres, un sistema pionero en la época que clasificaba los alimentos por su contenido en hidratos de carbono, grasas y proteínas -hasta entonces la comida de los enfermos se medía simplemente en gramos- y que supuso una revolución en el tratamiento de la alimentación hospitalaria.
Los trabajos de Torres Salas en Valdecilla sirvieron de base a su tesis doctoral de 1932, titulada Contribución al estudio de la composición química de los alimentos españoles, que fue publicada en la Gaceta Médica Española, la revista especializada de mayor tirada de la época. Los resultados de la tesis de Torres Salas sirvieron para corregir un problema endémico de los hospitales españoles que hasta entonces utilizaban tablas nutricionales extranjeras, lo que provocaba desajustes por las diferencias entre alimentos de los distintos países.
Tras su paso por Valdecilla, Torres Salas trabajó con Gregorio Marañón en el Instituto de Patología Médica de Madrid. Entre 1934 y 1939 amplió sus estudios en Alemania, donde investigó las vitaminas junto al Premio Nobel Otto Meyerhoff.
La tesis de Torres Salas y su labor en Valdecilla llamaron la atención de Gregorio Marañón, el gran nombre de la medicina española en los años treinta, que la incorporó al Instituto de Patología Médica de Madrid. Allí se dedicó al estudio de la estructura de las vitaminas junto al doctorJosé Collazo.
Poco después solicitó y obtuvo una beca para ampliar sus estudios en Alemania. Entre 1934 y 1936 trabajó con el Premio Nobel de Medicina Otto Meyerhoff en el Kaiser Wilhelm Institut de Heidelberg. Se especializó en fisiología del músculo y metabolismo de los hidratos de carbono. Durante su estancia en Alemania estalló la Guerra Civil en España. Incapaz de regresar, obtuvo un empleo en el Pathologisches Institut de la Universidad de Múnich, donde se dedicó al estudio de la vitamina K a las órdenes del doctor H. Dyckerhoff.
Cuando terminó la guerra, en 1939, Torres Salas regresó a Santander para trabajar como investigadora en la Industrial Farmacéutica Cántabra. Tenía treinta y cuatro años y nunca más volvería a la investigación básica, su auténtica vocación, impracticable en un país devastado por la guerra que había perdido en tres años el esfuerzo de varias generaciones de científicos. Llegó a ser directora técnica del laboratorio, algo inusual para una mujer de la época. Allí, entre formulaciones, controles de calidad y revistas alemanas médicas, se jubiló en el año 1966.
Murió en Granada, en 1998. Su trabajo como dietista, farmacéutica e investigadora fue reconocido en el año 2004 con la creación del Aula Interdisciplinar Isabel Torres de Estudio de las Mujeres y del Género de la Universidad de Cantabria. El aula entrega cada dos años el Premio Isabel Torres a investigaciones relevantes sobre ambas materias. Una calle lleva su nombre en el Parque Científico y Tecnológico de Cantabria.
 
 
*Autoría: Francisco García Martín.
 

Juana I de Castilla

Juana I de Castilla

Reina de Castilla, Aragón, Navarra, Nápoles, Sicilia y Cerdeña [Castillo de Cifuentes, 1479 - Tordesillas, 1555]
Fue la tercera hija de los Reyes Católicos naciendo probablemente en el Castillo de Cifuentes durante un viaje de la corte itinerante. Tras la muerte de sus hermanos mayores se convirtió en la “primera reina de España” en cuanto a que su corona agrupaba Castilla, Navarra, Aragón, Mallorca, Valencia y el condado de Barcelona, además de los reinos de Nápoles, Sicilia y Cerdeña. Apodada “la loca” la historia ha ido demostrando la ausencia de tal demencia crónica, decantándose por una estrategia política para apartarla del trono.
*Retrato realizado por Maestro de la Vida de San José a comienzos del s.XVI, propiedad del Museo Nacional de Escultura de Valladolid

Juana María Galán y Heredia

Juana María Galán y Heredia

“La Galana” 
Guerrillera y heroína de la Guerra de la Independencia [Valdepeñas, 1787-1812]
El 6 de junio de 1808, como antesala de la Batalla de Bailén, se produjo la conocida como “Contienda de Valdepeñas”, ofreciendo la villa manchega una heroica resistencia popular frente a las tropas napoleónicas que retrasó su avance hacia Jaén. Juana María Galán fue una de las principales protagonistas de este episodio histórico,
liderándolo y animando a las mujeres a participar en la defensa de la localidad. Su gesta ha sido recogida por múltiples obras de arte local y también de teatro con el paso de los años.
*Retrato de Gregorio Prieto “Juana La Galana” propiedad del Museo de los Molinos en Valdepeñas
 

Juana Quílez Martí

Juana Quílez Martí

Bibliotecaria  [Albacete, 1906-Guadalajara, 2004]
Era bibliotecaria del Estado, puesto al que accedió en 1931 por oposición tras estudiar Filosofía y Letras. Tras múltiples destinos previos recala en Guadalajara a partir de 1950 para dirigir el Archivo Histórico que traslada sus fondos en 1972 al Palacio del Infantado, gracias en buena parte a sus gestiones. Su inquietud por los temas sociales y sobre la mujer, la llevaron, además, a fundar una guardería, un centro de mayores, una asociación de mujeres y a preparar incluso una tesis sobre Isidra Quintina de Guzmán, la primera doctora de España, sin que llegase a presentarla.
 
*Retrato Archivo Fotográfico de la Universidad Complutense de Madrid.
 

Juliana Izquierdo Moya

Juliana Izquierdo Moya

Doctora en Filosofía, escritora, traductora y profesora universitaria [Las Pedroñeras, 1888 - Madrid, 1966]
Estudió por libre el Bachillerato en el Instituto Cardenal Cisneros de Madrid desde la localidad manchega de Campo de Criptana, finalizándolo con Premio Extraordinario. Estudió magisterio, se licenció en Filosofía y Letras y terminó doctorándose, ejerciendo como profesora universitaria de árabe, alemán y latín en Madrid. Se convirtió junto a Emilia Pardo Bazán en la primera mujer que opositó a una cátedra. Fue sin duda una gran pionera, alcanzando una talla intelectual y cultural sobresaliente en su época.
*Retrato propiedad del Archivo fotográfico del I.E.S. Cardenal Cisneros de Madrid

Páginas